Fuentes

El agua en Mucientes es tan importante como el vino por el que se conoce al municipio. El pueblo no tiene río pero cuenta con doce arroyos, «las arroyos» y numerosas fuentes. Las fuentes, espacio de mujeres, donde amas de casa y criadas de hogares más acomodados coincidían a la hora de abastecer de agua la casa para las distintas tareas cotidianas; lugar de encuentro, de charla, de reunión, lugar donde las mujeres se encontraban para intercambiar noticias, chismes, remedios… donde los jóvenes se cortejaban, los novios se veían…

Siguiendo el curso del arroyo del Prado en su recorrido por el casco urbano pueden visitarse algunas de las fuentes que hasta principios del s. XX se han utilizado para los quehaceres diarios.

La fuente grande

De origen romano, reedificada en el s. XVIII en piedra y con abrevadero, abastecía de agua para las labores domésticas, para el ganado y esporádicamente para la colada.

La fuente del obispo

Su uso tradicional estaba ligado a la recogida de agua para la colada y otras labores domésticas.

La fuente nueva

En 1928 el Ministerio de Fomento aprueba financiar la conducción de agua desde el «pozo de la dehesa» hasta una nueva fuente de tres caños junto a la orilla derecha del arroyo. Cerca se encontraban los lavaderos, recordados hoy con un estanque donde la fuente vierte el agua antes de desembocar en el arroyo.

La fontana

Algunas mujeres cogían agua de esta fuente para cocer garbanzos y legumbres, está cubierta y se accede al aljibe por unas escaleras.

Ir al contenido